Qué comer si llevas dentadura postiza

El uso de una prótesis removible o dentadura postiza suele generar dudas respecto a cómo puede condicionar la alimentación o si existen alimentos que deben eliminarse de la dieta. Más que de “alimentos prohibidos” deberíamos hablar de cómo usar correctamente la dentadura postiza. El proceso de adaptación a la misma requiere de un cierto tiempo tras el cual es posible tener una dieta normal, siguiendo una serie de consejos para evitar dañar tu prótesis.

El uso de dentadura postiza o prótesis dental removible requiere de un periodo inicial de adaptación necesario para ir cogiendo seguridad y confianza. Por ello, al principio siempre se aconseja ingerir alimentos que requieren de menor masticación, y a medida que pasa el tiempo, podrán introducirse nuevos alimentos, hasta lograr una adaptación total a la prótesis.

En general, se aconseja inicialmente tomar alimentos blandos (arroz, pasta, frutas blandas, pescado, yogurt), o cortados en pequeños trozos (carne de pollo o ternera tierna). Durante este periodo de adaptación se desaconseja ingerir alimentos duros, pegajosos o que puedan dejar restos entre los dientes, como frutos secos, o determinadas frutas y hortalizas crudas, como zanahorias o manzanas.

En general, se desaconseja morder directamente los alimentos. Es preferible partirlos previamente. De este modo evitarás que la prótesis se mueva.

Con el fin de que la prótesis se mantenga fija se aconseja emplear un adhesivo dental.

También es frecuente que durante este periodo de adaptación puedan aparecer pequeñas llagas o alteraciones en alguna zona de la encía. La dentadura postiza ha sido diseñada para encajar perfectamente a tu boca, pero es normal que los tejidos deban adaptarse y en este proceso, en que se están sometidos a la presión de la prótesis, pueden producirse heridas. En este caso se aconseja hacer enjuagues con agua y sal. Y si las rozaduras persisten, debes acudir a tu dentista para que haga una readaptación de la prótesis con pequeños ajustes en la misma.

Tienes que tener en cuenta además que es habitual que al principio se incrementa la salivación. Es totalmente normal.

A medida que vayas usando tu dentadura postiza te irás acostumbrando a ella y podrás ir mordiendo alimentos cada vez más duros, como una manzana o un bocadillo. Para lograrlo debes tener algo de paciencia, ir probando poco a poco tu nueva dentadura, la cantidad de adhesivo que te resulte más cómoda.

Eso sí, recuerda no utilizar tu nueva dentadura para romper objetos. Evita morder objetos duros ya que provocarán un desgaste innecesario. Incluso podrían romper tu prótesis.

Ten en cuenta además que la una prótesis dental no dura toda la vida. Es normal que se desgaste y “envejezca”. Lo más recomendable es renovarla cada cinco o diez años. Para que tu prótesis dental se mantenga durante más tiempo en buenas condiciones, recuerda cepillarla diariamente con jabón neutro y sumergirla cada quince días en agua con una pastilla limpiadora especial para prótesis dentales.

 

Dr. Humberto J. Arias Fonseca. Odontólogo. Director de Clínica Odontológica Integral Dr. Arias. Gijón.

Todos nuestros posts tienen una finalidad informativa y divulgativa y nunca sustituyen a la consulta con tu dentista. 

 

 

Por |septiembre 17th, 2019|Blog, Salud oral|0 comentarios

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.