La diabetes es una enfermedad que puede tener una incidencia directa en la salud oral. Hay que aclarar que el paciente diabético no presenta manifestaciones específicas diferentes a las de otros pacientes, pero sí ocurre que hay complicaciones que pueden darse con mayor frecuencia o también de forma más severa. Esto es debido a que el paciente diabético presenta mayores niveles de azúcar en sangre, lo que afecta directamente a los vasos sanguíneos y al estado de tejidos como las encías o las mucosas orales. También puede darse un elevado contenido de azúcar en la saliva, lo que repercute en enfermedades como la caries.

¿Qué patologías debe de vigilar en especial un paciente diabético?

Las complicaciones están relacionadas con una mayor propensión a padecer lesiones en los tejidos blandos como infecciones por hongos, úlceras, estomatitis y cambios en la lengua como fisuras linguales, alteraciones del sentido del gusto, lengua ardiente o sensación de ardor.
 Pero la complicación más habitual en pacientes es la enfermedad periodontal o piorrea, que es la principal causa de pérdida de piezas dentales en las personas con diabetes. La enfermedad periodontal provoca una pérdida de la encía, que se inflama y sangra hasta empezar a retraerse dejando al diente sin base que lo sostenga.
 La caries dental también es más habitual en los pacientes diabéticos debido a factores como el nivel de glucosa en saliva o a la xerostomía, o boca seca, y a las alteraciones metabólicas propias de estos pacientes.

¿El paciente diabético debe visitar al dentista con más frecuencia?

Sí, sin duda. Por varios motivos. En primer lugar porque al ser más propenso a padecer enfermedades orales, la prevención es un factor fundamental para evitar complicaciones serias en el futuro. Además, en los pacientes diabéticos es importantísimo un diagnóstico y tratamiento precoz. Está demostrado,  que el tratamiento de la enfermedad periodontal mejora el estado de los paciente con diabetes tipo 2 y síndrome metabólico.

Además, la visita al dentista puede ser fundamental para detectar de forma precoz casos de diabetes en personas que no han sido diagnosticadas.

¿Qué consejos odontológicos podemos dar a un paciente con diabetes?

En primer lugar, es muy importante que el paciente diabético controle sus niveles de azúcar, ya que éstos van a tener una incidencia directa en el estado de su salud oral. La visita al dentista se recomienda cada seis meses para controlar la aparición de caries, diagnosticar de forma precoz la enfermedad periodontal o prevenir infecciones como la candidiasis. Si fuera necesario, el paciente diabético debe acudir con mayor frecuencia, sobre todo si se detecta alguna anomalía en la lengua, encías o mucosas orales, dolor en la boca, úlceras o manchas blancas.

Y por supuesto, hay que recordar que la limpieza e higiene dental es imprescindible, después de cada comida utilizando el hilo dental o limpiando bien la prótesis en caso de usarla.

Dr. Humberto Arias Fonseca. Odontólogo. Director de Clínica Odontológica Integral. Gijón. 

NOTA: Todos nuestros posts tienen un carácter informativo y divulgativo, y nunca sustituyen a la consulta con tu dentista.