Algunos famosos están poniendo de moda una serie de adornos dentales y orales que pueden resultar peligrosos para tu salud bucodental. Vamos a explicar estas prácticas y las consecuencias negativas que pueden tener para tus dientes y tu boca.

Piercing en el frenillo

Se trata de piercing que puede colocarse tanto en el frenillo de la lengua (debajo de ésta) como en el frenillo del labio superior. En la mayor parte de las ocasiones es invisible, a menos que la persona que lo porta quiera enseñarlo o sonría ampliamente. La modelo Blanca Suárez llevó algún tiempo este tipo de adorno, aunque posteriormente reconoció que tuvo que quitárselo.

Los piercings en el frenillo comenzaron a verse en 2004 pero cuando más de moda estuvieron fue en el año 2007.  Entre otras consecuencias, llevar este tipo de piercing puede provocar sangrado, inflamación, aumento de la salivación y reacciones alérgicas. Su presencia puede afectar a la capacidad de hablar y su uso prolongado está relacionado con la aparición de abrasiones, llagas, pigmentación del tejido oral, halitosis y deformación de la encía.

Piercing en la lengua

El Consejo General de Dentistas ya advertía en el año 2006 del peligro de esta práctica. La lengua es un órgano con gran número de vasos sanguíneos, por lo que hay muchas posibilidades de que un piercing produzca una hemorragia, aunque sea pequeña. Si ésta se complica, puede tener graves consecuencias.  El piercing puede produce infecciones de modo muy fácil, ya que la boca es un lugar lleno de bacterias.  Su presencia puede dar lugar a la angina de Ludwig, que se caracteriza por dolor cervical, inflamación del cuello, fiebre, debilidad y dificultad respiratoria. Este problema se debe tratar con antibióticos, sino podría obstruir las vías respiratorias y causar la muerte.

Entre otros problemas, la presencia del piercing en la lengua provoca microrroturas y traumatismos dentales, atragantamiento, reacciones alérgicas o interferencias radiográficas.

Dientes separados o diastemas

Muchos famosos han modificado los dientes incisivos para separarlos, creando lo que se denomina un “diastema” y que tradicionalmente ha sido corregido con ortodoncia. Para separarlos los famosos han usado precisamente los servicios de un ortodoncista, creando este ligero espacio de un milímetro y medio entre los dientes incisivos superiores.

Hay personas que tienen de forma natural esta separación dental (como decíamos se puede corregir con ortodoncia) pero en el caso de los diastemas creados artificialmente pueden provocar cambios no deseados en el rostro o en el labio superior, aumenta la sensibilidad dental, puede dañar la encía y provocar que las arrugas verticales del labio se acentúen.

Grill o dientes de oro

Los dientes de oro se están poniendo de moda como un tendencia procedente del ámbito de los raperos y algunos cantantes estadounidenses que han adoptado esta práctica, como es el caso de Madonna. Esta práctica consiste en adornar los dientes con piedras, fundas doradas o piezas metálicas, incluso en forma de letras. Todos estos elementos son extraños al diente, y pueden producir roces o un aumento de la placa bacteriana, lo que puede provocar la aparición de caries.

Dr. Humberto Arias. Director de Clínica Odontológica Integral Dr. Arias.

NOTA: Todos nuestros posts tienen un carácter informativo y divulgativo, y nunca sustituyen a la consulta con tu dentista.