Tener una buena salud oral  y cuidar tu sonrisa no tiene por qué ser caro. Hay unos trucos básicos que puedes seguir de forma habitual y que te permitirán gozar de una buena salud oral. ¿Quieres saber cuáles son estos trucos? 

Aumenta el tiempo de cepillado

Cuanto más tiempo alargues el cepillado mayor será la cantidad de placa bacteriana que retires. Un cepillado de sólo dos minutos elimina únicamente el 50% de la placa bacteriana que se acumula en los dientes. Al menos debes emplear cuatro minutos de tu tiempo en limpiarte los dientes, y hazlo tres veces al día, después de cada comida. Barre los dientes desde el surco gingival (del a encía) hasta la cabeza del diente, de forma suave y situando el cepillo en un ángulo de 45º.

Alimentación.

Ten en cuenta que una correcta alimentación influye positivamente en tu salud oral. Las frutas y los alimentos con fibra favorecen el buen estado de tus dientes, mientras que el consumo de azúcares e hidratos de carbono (como las pastas o el pan) aumenta la posibilidad de padecer caries. Evita también aquellos alimentos o sustancias que afectan negativamente a tu salud oral como el tabaco, las bebidas carbonatadas y ácidas o el café, el té o el vino que provocan mancha en tus dientes.

Visita a tu dentista.

Haz una visita a tu dentista al menos una vez al año. Recuerda que las revisiones son totalmente gratuitas. El odontólogo no sólo revisará el estado de tus dientes, también de las encías, la lengua y las mucosas orales. El diagnóstico precoz es fundamental en casos como la caries o la enfermedad periodontal. Una limpieza dental profesional ayudará a prevenir estas enfermedades.

Usa el hilo dental.

El hilo o la seda dental es otro de tus mejores aliados para cuidar tu salud oral. ¿Sabes que si no la utilizas estarás dejando sin limpiar el 40% de la superficie de tus dientes? Con el hilo dental eliminas la placa se que se acumula entre los dientes y en entre el diente y la encía. También puedes usar cepillos interproximales o irrigadores bucales para eliminar esta placa, aunque el hilo dental es la opción más económica, eso sí, requiere de un poco de paciencia. Este vídeo te explica cómo usar la seda dental.

Limpia tu lengua.

Si mantienes limpia tu lengua reducirás la presencia de bacterias en la boca que causan el mal aliento y pueden provocar un aumento de la caries dental. Puedes usar un limpiador lingual de lo que hay en el mercado y recuerda utilizarlo arrastrándolo desde la parte de atrás de la lengua hacia adelante.

Usa un dentífrico adecuado.

En el mercado existen diferentes tipos de pastas dentales con composiciones y características muy variadas. Pregunta a tu dentista cuál es la más adecuada a tu caso: para dientes sensibles, para las encías, antisarro…

Dr. Humberto Arias. Odontólogo. Director de Clínica Odontológica Integral. Gijón.

NOTA:  Todos nuestros posts tienen un carácter informativo y divulgativo, y nunca sustituyen a la consulta con tu dentista.