Un blanqueamiento dental es un tratamiento que debe ser realizado con suma precaución debido a que durante el mismo el diente se somete a la acción de una serie de agente blanqueadores cuyo uso inadecuado puede dañar el esmalte dental e incluso las encías. Además, para conseguir resultados satisfactorios es necesario comprobar que no se padecen enfermedades orales que pueden generar complicaciones futuras. Te ofrecemos ocho consejos que debes tener en cuenta si deseas realizar un blanqueamiento dental y en qué consisten nuestros sistemas de blanqueamiento dental en Gijón

Lo primero y más importante a tener en cuenta es que el blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico que debe ser supervisado por un profesional de la Odontología. En nuestra clínica dental en Gijón  te indicaremos qué tipo de blanqueamiento es el más adecuado para tu caso y supervisaremos todo el proceso de blanqueamiento para garantizar su éxito.

Lo segundo que debes saber es que existen varios métodos para realizar un blanqueamiento dental que se emplearán en función de los resultados que desees obtener así como de las características del diente o del tipo de tinción que presente. El dentista puede optar por un blanqueamiento dental láser, realizado en la clínica, con el que se obtienen resultados más inmediatos pero menos duraderos, o bien por un blanqueamiento dental en casa, cuyo proceso es algo más lento pero que ofrece mejores resultados más a largo plazo. En ambos casos es imprescindible que sean supervisados por el profesional.

En tercer lugar, el blanqueamiento dental debe hacerse tras un diagnóstico del estado de tu boca para detectar si existe alguna enfermedad o alteración que pueda desaconsejar el blanqueamiento  como es el caso de la caries dental o la enfermedad periodontal. En ocasiones el blanqueamiento dental puede provocar algún tipo de sensibilidad dental, para ello el dentista te aconsejará el uso de algún tipo de colutorio o pasta dental desensibilizante.

El cuarto consejo es que siempre emplees productos seguros, contrastados con estudios científicos, y que huyas de los remedios caseros o productos que se venden en internet, cuyo uso puede tener consecuencias negativas para tu salud oral.

En quinto lugar, has de saber que el blanqueamiento dental tiene “fecha de caducidad”. Con el tiempo los dientes vuelven a amarillear debido al consumo de sustancias y alimentos. Tras un blanqueamiento se aconseja evitar bebidas como el café, el te, además del tabaco, que arruinarán en poco tiempo tu blanqueamiento dental.

En sexto lugar, se aconseja realizar un mantenimiento periódico del blanqueamiento dental, mediante retratamientos puntales con los que se consigue que los dientes permanezcan blancos durante más tiempo.

El séptimo consejo que debes seguir es realizar una adecuada higiene oral, para evitar la acumulación de manchas en tus dientes, y visitar a tu dentista al menos una vez al año para realizar un diagnóstico del estado de tu boca y una higiene oral profesional (profilaxis) que ayudará también a que tus dientes luzcan blancos durante más tiempo.

En octavo y último lugar hay que desmitificar las pastas blanqueadoras. Estas pueden ayudar a eliminar manchas pero lo único que permiten es devolver el aspecto del diente a su color original. Un verdadero blanqueamiento solo puede realizarse con productos de uso odontológico manejados por profesionales, con los que se consigue blanquear el diente en profundidad.

 Tipos de blanqueamiento.

En nuestra clínica dental en Gijón realizamos dos tipos de blanqueamiento, el blanqueamiento dental láser y el blanqueamiento dental en casa. El primero emplea una luz láser que activa una sustancia blanqueadora distribuida previamente sobre los dientes. Es importante que este  tratamiento sea realizado por un profesional para garantizar que no afecte negativamente al esmalte dental o a las encías que pueden resultar dañadas si no se aplica correctamente.

La otra opción es el blanqueamiento dental en casa. En este caso es el propio paciente el que utilizará unas férulas dentales junto con un producto blanqueador que se aplica en su domicilio durante un determinado periodo de tiempo. Este tipo de tratamientos también debe ser supervisado por el dentista.

Existen casos en los que el blanqueamiento dental no está indicado para aclarar o blanquear los dientes. Sucede así con los dientes manchados debido al consumo tetraciclinas. Este tipo de manchas no pueden eliminarse con los productos y tratamientos blanqueadores habituales por lo que este estos casos es necesario recurrir a otros procedimientos de estética dental como  las carillas estéticas.

Dr. Humberto Arias Fonseca. Odontólogo. Director de Clínica Odontológica Integral Dr. Arias. 

Todos nuestros posts tienen una finalidad informativa o divulgativa y en ningún caso sustituyen a la consulta con tu dentista.