Los implantes dentales han supuesto una revolución en el ámbito de la odontología ya que han permitido recuperar piezas dentales perdidas. Pero su éxito depende de una serie de factores como son el buen estado de la boca, una correcta cirugía y la revisión periódica en la consulta del dentista. 


Los implantes dentales funcionan como una raíz artificial que funciona como el diente natural. Sobre esta “raíz” se coloca una corona o un puente dental, consiguiendo una sensación y estética dental similar a la del diente.

Antes de aplicar un tratamiento con implantes dentales, nuestro equipo de dentistas en Gijón debe comprobar el estado del hueso maxilar para determinar la idoneidad del paciente para recibir el tratamiento. Existen factores que pueden desaconsejar su uso, como la presencia de deficiencias óseas, enfermedad periodontal, caries previa, tratamientos oncológicos, enfermedades inflamatorias o infecciosas.

La inserción del implante se realiza en una cirugía. Tras ella es necesario esperar un tiempo de cicatrización hasta la colocación definitiva de la corona.

Los implantes dentales tienen un porcentaje de éxito superior al 95%. Su éxito o fracaso viene determinado por una serie de factores que tienen que ver, sobre todo, con su cuidado. Te contamos los más importantes:

  • Higiene oral. No nos cansaremos de repetir que una adecuada higiene oral es fundamental para toda tu salud oral, pero sobre todo si llevas implantes. Una adecuada limpieza evita el desarrollo de enfermedades periodontales que pueden afectar a tu implante. (periimplantitis)
  • Adecuada osteointegración. El proceso de “unión” del implante con el hueso debe hacerse adecuadamente. Por ello es importante que el procedimiento lo realice un odontólogo especializado y con experiencia en implantología. El implante debe insertarse en el hueso con una “carga” o fuerza determinada para que este proceso se produzca de forma natural.
  • Tabaco: El tabaco puede afectar al proceso de osteointegración y aumenta las probabilidades de sufrir complicaciones.
  • Revisiones periódicas: El mantenimiento periódico en la clínica dental, tanto del implante, como de la corona es fundamental para su éxito a largo plazo. Una visita al año será suficiente si no se detecta ningún problema.

Fuente: Elaboración propia y SEPA (Sociedad Española de Periodoncia)