¿Qué cepillo de dientes elegir? ¿Cuál es el mejor para limpiar de forma efectiva tus dientes? La gran variedad de cepillos que existe en el mercado puede provocarte dudas. Para elegir un buen cepillo dental sólo tienes que seguir una serie de consejos. 

La función del cepillo dental es limpiar tus dientes. Esto es obvio, pero es la premisa básica de la que debemos partir a la hora de elegir nuestro cepillo dental ya que las diferentes características del mismo harán que sea más o menos eficaz en su función. Dos de los aspectos básicos que determinarán la capacidad del cepillo para limpiar son su tamaño y la dureza de las cerdas. Veamos, uno a uno, éstos y otros aspectos:

Tamaño del cabezal.

El tamaño del cabezal del cepillo de dientes dependerá de factores, como la amplitud de apertura de la boca y el tamaño de las piezas dentales. El cabezal del cepillo debe entrar con facilidad en la boca para acceder sin dificultad a todas las piezas dentales. Además, debe tener el tamaño suficiente como para limpiar uno o dos dientes a la vez.

Dureza de las cerdas.

Tu cepillo de dientes debe tener las cerdas suaves, que permitirán remover los restos de alimentos sin dañar el esmalte de tus dientes ni las encías. Un cepillo de cerdas duras puede afectar a las encías, provocando sangrado y haciendo que estas se retraigan dejando la raíz al descubierto y aumentando la sensibilidad al frío y al calor. Elige un cepillo suave o extra suave, con cerdas de puntas redondeadas y longitud uniforme.

Material y forma de las cerdas.

El material con el que están elaboradas las cerdas del cepillo de dientes también es un aspecto importante. Lo más aconsejable es utilizar cepillos con cerdas sin inclinación, es decir, dispuestas en un ángulo de 90 grados respecto al cuerpo del cepillo. Los cepillos con cerdas cruzadas en zigzag están indicados para personas que tengan algún tipo de dificultad para realizar un correcto cepillado dental. Las cerdas deben ser de nylon, con los extremos redondeados y de similar longitud.

Cuerpo del cepillo.

Existen diferentes tipos de cepillos, algunos con diseños anatómicos que se adaptan mejor a la mano, y recubiertos de goma lo que permite un mejor agarre.

Cepillos para niños.

Existen cepillos dentales para niños, de menor tamaño y mango largo (más fácil de agarrar) y con cerdas extra suaves. Además, los diseños de colores o aquellos que incorporan a sus personajes preferidos facilitan que el niño tenga mayor motivación para realizar su higiene dental diaria.

¿Y los eléctricos?

Los cepillos dentales eléctricos están indicados para aquellas personas que tienen alguna dificultad para limpiarse los dientes, como personas con poca movilidad producidas, por ejemplo, por patologías que afecten a la mano, como la artritis o la artrosis.

Cepillo para ortodoncia.

Si usas ortodoncia, has de tener en cuenta que debes utilizar técnicas de limpieza oral específicas, para lo cual existen cepillos dentales diseñados especialmente para estos casos.

Consulta a tu dentista.

Siempre que tengas alguna duda debido a problemas específicos como la enfermedad periodontal o la sensibilidad dental consulta siempre en nuestra clínica dental en Gijón.

 

Dr. Humberto Arias Fonseca. Odontólogo. Director de Clínica Odontológica Integral Dr. Arias.

NOTA:  Todos nuestros posts tienen un carácter informativo y divulgativo, y nunca sustituyen a la consulta con tu dentista.

Imagen: freedigitalophotos by amenic181