La pérdida de dientes o edentulismo es más frecuente con la edad. Pero no es un fenómeno exclusivo de las personas mayores. También puede deberse a problemas bucodentales graves como caries avanzada o a la enfermedad periodontal, incluso a traumatismos. La pérdida de una o varias piezas dentales tiene consecuencia sobre el resto de los dientes y sobre la calidad de vida en general.

 En mucho casos, cuando el paciente acude al dentista o bien ya ha perdido la pieza dental o esta se encuentra en situación tal que la única solución es su extracción con el fin de evitar mayores complicaciones.

Tras la exodoncia (extracción del diente) el paciente puede optar por diferentes alternativas para su reposición. Es importante saber que reponer una pieza dental perdida no es una cuestión banal.  No se trata solo de un capricho estético (sin duda una boca que carece de una o varias piezas dentales tiene efectos negativos para la imagen de esa persona). La pérdida de dientes tiene consecuencias negativas para la salud de tu boca. Te contamos cuáles son:

  • Pérdida ósea. La consecuencia más grave es la pérdida de hueso alveolar debido a la desaparición de la raíz del diente que servía de soporte para el hueso. Con el tiempo la cantidad de hueso se reduce, lo que complica la colocación de implantes dentales.
  • Movilidad dental. Es otra de las consecuencias negativas. Al desaparecer el diente o la muela el resto de pieza dentales se “reacomodan” ya que tienden a ocupar el espacio que ha quedado vacío, provocando movilidad y desalineamiento del resto de piezas dentales. Además, esta movilidad no solo afecta a las piezas contiguas, también a las de la arcada contraria, ya que desaparece el contacto necesario para que se mantengan en su posición. Puedes verlo en este vídeo.

  • Caries. El aumento de espacio entre los dientes, y la movilidad de los mismos provoca los restos de alimentos se depositen con mayor facilidad, incrementando la posibilidad de padecer caries dental.
  • Dificultad para masticar.  La pérdida de piezas dentales provoca dificultad para masticar, aumentando la presión sobre la encía, y un mayor desgaste de las piezas dentales conservadas.

Dr. Humberto Arias Fonseca. Odontólogo. Director de COI.

Todos nuestros posts tienen una finalidad informativa y divulgativa y nunca sustituyen a la consulta con tu dentista.