Los pacientes nos preguntan en ocasiones cuándo es conveniente comenzar a cepillar los dientes del bebé. De hecho, los dientes hay que cuidarlos en cuanto erupcionan, aunque el modo de hacerlo irá cambiando en la medida en que el niño se vaya haciendo mayor. 

El cuidado de la salud oral es necesaria desde los primeros años de vida. Durante la infancia el niño irá aprendiendo los nuevos hábitos para el cuidado de los dientes, por eso es importante hacer o de forma correcta  y que el cepillado se convierta en una tarea cotidiana, que nos acompañará el resto de nuestra vida.

Cuando el bebé todavía no tiene dientes, puedes utilizar una pequeña gasa esterilizada y ligeramente humedecida para limpiar las encía del bebé. Recuerda además que el azúcar puede dañar sus futuros dientes y que no debes dar al niño el biberón con bebidas dulces o azucaradas. Limpia la boca del niño al menos dos veces al día, sin dejar de hacerlo antes de dormir.

El cuidado de los dientes ha de hacerse desde el momento en que estos aparecen. La primera dentición, dentición decidua o dentición de leche, aparece aproximadamente en los seis o siete meses de edad del niño, con la erupción de los incisivos. Recuerda que hay una serie de síntomas relacionados con la aparición de los primeros dientes: irritabilidad, salivación abundante, tendencia a morder o llevar la mano a la boca, incluso fiebre debido a la inflamación de las encías. En el periodo de erupción de los primeros dientes, el niño puede morder un mordedor, o puedes darle de comer alimentos fríos, que calmarán las molestias.Durante esta época la labor del cuidador del niño será fundamental ya que será él quien se encargue del cuidado de la salud oral del bebé. Puedes seguir usando una pequeña gasa o un cepillo dental de cerdas extra suaves con las que limpiar los dientecitos después de cada comida.

A medida que el niño vaya asumiendo sus propias tareas deberá también hacerse responsable de su salud oral. Para ello puede usar un cepillo dental infantil. Será fundamental que motive al niño para que realice esta actividad. Cepillarse los dientes puede convertirse en un juego y en una actividad divertida: hay cepillos dentales con formas y colores muy atractivos para los más pequeños. Además, en esta época puede comenzar a utilizar pasta dental fluorada especial para niños. Las hay de diferentes sabores como fresa, frutas e incluso de coca cola.  Si tienes alguna duda sobre la pasta dental que debes utilizar, consulta siempre a tu odontólogo. Durante este primer periodo deberás vigilar que el niño no se trague la pasta dental.

Es fundamental también llevar al niño a la consulta del odontólogo cuando aparezcan los primeros dientes. De esta forma podrá determinar si estos nacen con normalidad no van a causar ninguna alteración en el desarrollo maxilar. Además, en niño se acostumbrará visitar al dentista, no le resultará extraño y será más fácil para él cada vez que acuda a realizar una revisión.

Dr. Humberto Arias Fonseca. Odontólogo. Director de Clínica Odontológica Integral Dr. Arias

NOTA: Todos nuestros posts tienen un carácter informativo y divulgativo, y nunca sustituyen a la consulta con tu dentista.