El cuidado e higiene de los dientes son fundamentales durante el tratamiento de ortodoncia. El aparato de ortodoncia no deja de ser un elemento extraño en la boca, por lo que restos de alimentos pueden quedar atrapados en el espacio entre el aparato dental y tus dientes. Una técnica de cepillado específica te ayudará a mantener tus dientes limpios.Uno de los mayores peligros para aquellos pacientes que llevan ortodoncia es la acumulación de alimentos en la boca durante el tratamiento, ya que puede provocar la aparición de sarro y aumentar de la probabilidad de padecer caries dental. Además, ciertos alimentos (como el vino o el café) pueden tener un efecto de coloración en las áreas que no cubren los brackets, lo que provoca la aparición de manchas blancas una vez retirada la ortodoncia.

Antes de iniciar el tratamiento de ortodoncia (que puede dudar varios meses) es aconsejable realizar una limpieza dental para eliminar cualquier rastro de sarro en los dientes del paciente, y una vez puesto el aparato seguir unas pautas de higiene dental.

La higiene básica.

El paciente con ortodoncia debe cepillarse los dientes después de cada comida, utilizando el hilo dental. Existe un hilo dental especial para ortodoncias disponible en farmacias que puede usarse una vez al día, lo ideal seria antes de acostarse en el ultimo cepillado. Para usar el hilo dental es necesario introducirlo previamente por detrás del alambre de la ortodoncia y una vez hecho esto acceder con él al área entre el diente y la encía. Un irrigador bucal puede sustituir el uso de la seda dental.

Durante el cepillado es importante prestar atención a la zona próxima a la encía, ya que es donde más suciedad se suele acumular. Pasa el cepillo horizontalmente de forma suave  en el borde de la encía del diente, y después hazlo realizando un movimiento circular alrededor del bracket. Para la parte interna de los dientes, pon en cepillo en un ángulo de 45º y arrastra suavemente los restos de suciedad. La parte superior de los molares se limpia con normalidad. Una vez realizado el cepillado, es importante revisar que no quede ningún resto de alimento y enjuagarse en el caso de que se observe alguno.

Es habitual que el cepillo se gaste más rápidamente, por lo que hay que cuidar su buen estado y cambiarlo cuando se aprecie un desgaste del mismo

Los cepillos interproximales son muy útiles en los paciente con tratamiento de ortodoncia, ya que permiten limpiar el espacio entre los dientes introduciéndolos detrás de los alambres para eliminar los restos de comida que puedan quedar adheridos.

Si lo indica el dentista, puedes también usar un colutorio tantas veces como te lo recomiende.

Si no te ha quedado claro, en este vídeo se explica muy gráficamente cómo hacer tu limpieza bucal.

Dr. Humberto Arias Fonseca. Odontólogo. Director de Clínica Odontológica Integral Dr. Arias.

NOTA:  Todos nuestros posts tienen un carácter informativo y divulgativo, y nunca sustituyen a la consulta con tu dentista.