La encía es el tejido oral que rodea al diente y protege sus raíces. Las alteraciones y enfermedades de este tejido suponen un riesgo para la conservación de las piezas dentales, pero además, están relacionadas con las enfermedades cardiovasculares. Por eso es fundamental prestar atención al cuidado y a la buena higiene de las encías. Te contamos cómo hacerlo.

¿Cuáles son las claves para mantener las encías en buen estado? ¿Sabes cómo cuidarlas y cómo realizar una higiene oral que mantenga la salud de tus encías? Estas son las clave.

1- Una adecuada alimentación.

El principal enemigo de tus encías es la presencia de sarro. Este se produce debido a la proliferación de bacterias causada por una mala higiene oral y por una alimentación inadecuada, rica en azúcares, hidratos de carbono y grasas. El mantenimiento de la salud de las encías pasa pues por una correcta alimentación, baja en azúcares e hidratos de carbono. Lo más recomendable es tener una dieta rica en frutas y verduras, con alto contenido en fibra que ayuda a limpiar tus dientes y encías. Las carnes magras y los pescados azules también contribuyen a que tus encías conserven una salud adecuada.

2- Usa el hilo dental.

El cepillado diario puede no ser suficiente para mantener la placa bacteriana a raya. El cepillo no llega a determinadas partes del diente que es necesario limpiar para eliminar los restos de alimentos. Por eso es fundamental que en tu higiene dental diaria incorpores el uso de la seda dental. Si no lo haces, el 40% de la superficie de tus dientes quedará sin limpiar.

La seda dental permite acceder a las áreas interdentales y al llamado “surco gingival” es decir, la base del diente que está en contacto con la encía.

Haz uso del hilo o la seda dental para limpiar cuidar las encías a diario. Introduce el hilo entre los dientes, de forma suave para no dañar el ápice ginigival, y pásalo también suavemente entre el diente y la encía. De esta forma garantizarás una completa higiene de tus dientes.

También pueden emplear un irrigador bucal. Este apartado despide un chorro de agua a presión que te ayudará a limpiar los espacio interdentales y a arratrar los restos de alimentos que hayan podido quedar acumulados.

3- Atento a las señales.

Si observa algún tipo de alteración en tus encías, enrojecimiento, sangrado, manchas o pequeñas heridas, acude a tu dentista para una revisión. Además, es fundamental que visites la consulta de tu odontólogo una vez al año para que haga una revisión completa del estado de tu boca y vigile cualquier alteración que para ti puede pasar desapercibida.

4- Elimina el tabaco

Si eres fumador, has de saber que para cuidar tus encías debes abandonar el hábito. Además de manchar tus dientes, el tabaco afecta al riego sanguíneo de los tejidos orales. La acción del tabaco provoca una menor oxigenación, aumentando el riesgo de padecer enfermedades periodontales, como la gingivitis y la periodontitis.

5- Hazte una limpieza dental

Al menos una  vez al año acude a tu dentista para hacerte una limpieza dental. La profilaxis dental profesional permite eliminar los restos de sarro que no pueden limpiarse con el cepillado debido a su dureza. Es la mejor forma de prevenir la formación de placa bacteriana que ataca la salud de tus dientes y encías. Para este tratamiento puedes concertar cita con nuestra clínica dental en Gijón.

Dr. Humberto Arias Fonseca. Odontólogo. Director de Clínica Odontológica Integral Dr. Arias. 

Todos nuestros posts tienen una finalidad informativa o divulgativa y nunca sustituyen a la consulta con el dentista.