El cepillado dental debe formar parte de nuestra rutina diaria de higiene. En ocasiones, las prisas o la falta de una correcta técnica de higiene dental puede provocar que no saquemos el máximo partido al tiempo que dedicamos a mantener una adecuada higiene dental. Te contamos algunos trucos para que te cepilles los dientes de forma eficaz.

Esperar después de comer

No te cepilles los dientes justo después de haber comido. La ingesta de determinados alimentos como zumos o azúcares alteran el pH de la boca. Al aumentar la acidez el mineral que recubre el diente se debilita. Es necesario que la saliva actúe para reponer la mineralización del esmalte dental. Un cepillado demasiado temprano, tras la ingesta de alimentos, puede provocar un efecto adverso, dañando el esmalte. Para que el pH de la boca se reponga, es necesario esperar unos 20 minutos antes de cepillarse los dientes.

Tiempo del cepillado

La higiene dental no te requerirá mucho tiempo. Pero has de saber que debe prolongarse durante, al menos, dos minutos. Un tiempo inferior supondrá que no has logrado un cepillado completo. Cuando más tiempo dediques a tu higiene oral esta será más profunda y consciente. En el caso de que uses ortodoncia fija, con brakets, el tiempo que dedicas a cepillado deberá prolongarse durante más tiempo ya que tendrás que usar técnicas específicas para la higiene oral.

Usa la seda dental

No utilizar el hilo o la seda dental supone dejar sin limpiar el 40% de la superficie de tus dientes. El hilo dental permite alcanzar zonas de tus dientes a las que el cepillo no puede llegar, como los espacios interdentales o el surco gingival, el espacio entre el diente y la encía. Pasa la seda o el hilo dental entre cada diente, con cuidado, arrastrando los restos de alimentos que hayan podido quedar en estos espacios.

¿Enjuagarse con colutorio?

El uso de colutorio no siempre está indicado. En realidad, si realizas un cepillado correcto, se puede prescindir de su uso. Los más aconsejable es que consultes con tu dentista, sobre todo en el caso de que sufras alguna patología especifica. Existen en el mercado colutorios formulados para determinados problemas orales, como la halitosis, la gingivitis o la sensibilidad dental.

En el caso de que desees añadir un enjuague con colutorio, no lo utilices al finalizar el cepillado, ya que eliminará el flúor que contiene la pasta dental. Y emplea un colutorio que no contenga alcohol.

Cantidad de pasta

Un exceso de pasta dental puede ser contrapoducente. Lo más adecuado es que realices un primer cepillado con el cepillo seco, sin pasta. Una vez realizado este primer cepillado pasa  la seda dental entre los dientes  y aclárate con abudante agua. Vuelve a cepillarte con una cantidad de pasta dental no superior al tamaño de un garbanzo y una vez finalizado escupe la espuma sobrante, sin aclararte. De esta forma el flúor de la pasta dental permanecerá en los dientes.

Dr. Humberto J. Arias Fonseca. Odontólogo. Director de COI 

Todos nuestros posts tienen una finalidad informativa o divulgativa y nunca sustituyen a la consulta con el dentista.