Tus dientes y tu sonrisa son una parte fundamental de tu apariencia física y de tu imagen. La boca forma parte de la expresión, trasmite juventud y es imprescindible para tener un aspecto saludable. Veamos por qué una boca sana es un factor fundamental para tener una buena autoestima.

¿Te has encontrado con personas que cubren su boca al sonreír, o simplemente no lo hacen porque se muestran inseguras de su aspecto? Las causas pueden ser varias, desde la ausencia de piezas dentales, coloración de los dientes (amarillentos) o dientes desalineados. Todos estos factores pueden afectar directamente a la autoestima. “El paciente con estos problemas no se percibe de forma positiva y esto comienza a limitarle en sus relaciones sociales, con su familia o amigos, estas personas incluso pueden comenzar a parecer miedos a la hora de iniciar relaciones por temor al rechazo”, señala el Dr. Humberto Arias, odontólogo, director de Clínica Odontológica Integral.

La importancia de la sonrisa.

Las personas necesitamos sonreír. La sonrisa forma parte de la expresión de nuestras emociones. Sonreír aumenta la producción de serotonina, lo que influye directamente en nuestro estado de ánimo y en la percepción que los demás tienen de nosotros. Por eso resulta fundamental contar con una sonrisa bonita, agradable y acorde con nuestra imagen.

El paso del tiempo es un factor que afecta a nuestra expresión bucal. El desgaste de los dientes, la coloración provocada por los alimentos y el consumo de sustancias como el café, el té o el tabaco, u otros problemas como la caries, la retracción gingival (retracción de las encías debido a la gingivitis) son factores que provocan el envejecimiento de la sonrisa, y por tanto, de nuestra imagen. El proceso de envejecimiento es un proceso natural, pero también es cierto que el cuidado de la salud oral y la aplicación de tratamientos adecuados a cada trastorno favorecen el mantenimiento de una adecuada imagen .

Las claves para mantener tu sonrisa.

Si sonreír es tan importante para nuestra vida diaria, estamos seguros de que éste es el mejor motivo para conservar y cuidar tu sonrisa. Hacerlo es sencillo, además de las pautas diarias de higiene oral, el dentista es el profesional que te ayudará a que tu sonrisa sea la mejor posible aplicando los tratamientos odontológicos más adecuados para cada caso. Estos son algunos de nuestros consejos:

  • Cepillado diario, después de cada comida y usando la seda dental al menos en el último cepillado del día.
  • Revisiones odontológicas periódicas, al menos una vez al año y cada seis meses si tienes alguna enfermedad como la diabetes o problemas con las encías.
  • Si tu problema es la coloración dental, acude al dentista y pregúntale sobre la posibilidad de hacerte un blanqueamiento dental. Después de estudiar tu caso seguro que te propone un tratamiento con el que lograrás excelentes resultados.
  • En el caso de que tus dientes no estén alineados la mejor solución es la ortodoncia. Recuerda que además de mejorar tu imagen, la ortodoncia también mejora tu salud oral, reduce el desgaste de los dientes, facilita la higiene oral y evita problemas de la articulación de la mandíbula.
  • La causa una sonrisa con aspecto envejecido puede estar en la retracción de las encías que dejan al descubierto la raíz del diente. La gingivitis o la enfermedad periodontal pueden tratarse de forma adecuada en la consulta del dentista. Además, deben ser tratadas para evitar la pérdida de los dientes.
  • En el caso de que tu problema sea la ausencia de una o varias piezas dentales, puedes optar por una tratamiento con implantes dentales. Es un tratamiento seguro e indoloro y el más avanzado sistema para recuperar piezas dentales perdidas.

NOTA:  Todos nuestros posts tienen un carácter informativo y divulgativo, y nunca sustituyen a la consulta con tu dentista.