La mejor forma de evitar los problemas orales más habituales es la prevención: una higiene oral habitual y acudir a la consulta del dentista al menos una vez al año. Evitar las revisiones odontológicas anuales puede tener graves consecuencias para la salud de tu boca. Estos son 5 problemas bucodentales que puedes sufrir si no acudes al dentista. 

Caries.

Se trata de la enfermedad oral más común producida por los ácidos de las bacterias que se acumulan en la boca debido a una higiene oral deficiente.  La caries provoca un progresivo deterioro del diente. La caries suele iniciarse de forma asintomática, y en ocasiones no es detectable a simple vista, por lo que es necesario acudir al odontólogo. Si no se detiene a tiempo, la caries avanza penetrando en los tejidos del diente hasta alcanzar la capas más profundas de la pieza dental, provocando dolor e hichazón.  La caries dental es la causa más común de pérdida de piezas dentales, y está asociada a otros problemas orales, como el mal aliento o la enfermedad periodontal.

Gingivitis.

La gingivitis es una enfermedad bacteriana que provoca inflamación, enrojecimiento y sangrado de las encías. Si no se detecta de forma precoz y se trata adecuadamente puede empeorar provocando periodontitis, más conocida como piorrea. La enfermedad periodontal provoca la destrucción de los tejidos que rodean y soportan el diente, encía y hueso, y su avance se manifiesta con sangrado de encías, movilidad dental y pérdida definitiva de las piezas dentales.

Halitosis.

La halitosis o mal aliento puede tener diferentes causas. La más habitual es la mala higiene oral que provoca la acumulación de bacterias en la boca, pero también puede estar asociada a la presencia de caries dental o gingivitis.  Recuerda que para evitar el mal aliento, además del cepillado de dientes, debes limpiar tu lengua y utilizar la seda dental como complemento al cepillo. Tu dentista te ayudará a identificar la causa del problema y a tratarlo adecuadamente.

Cáncer oral.

No es un problema bucodental habitual, pero sí grave. Las revisiones odontológicas son imprescindibles para detectar el cáncer oral de forma precoz. Una identificación temprana de esta enfermedad es fundamental para abordar el tratamiento oncológico. El cáncer oral puede presentarse en diferentes partes de la boca: paladar, encías, lenguas, mejillas… y suele iniciarse con la aparición de una placa blanquecina, similar a una úlcera bucal o llaga, que recibe el nombre de leucoplasia. También suele estar asociado a otros síntomas como dificultades para tragar, inflamación de ganglios del cuello, pérdida de peso sin causa aparente. El consumo de tabaco es un factor de riesgo para su aparición.

Bruxismo.

El rechinar de dientes o bruxismo está asociado a situaciones de estrés o ansiedad. Es un problema oral muy común, que suele manifestarse durante el sueño, apretando o rechinando los dientes. El bruxismo provoca un desgaste excesivo del diente de forma que este queda más expuesto a problemas como la caries o la sensibilidad dental. Tu dentista puede identificar el problema con una simple exploración y ofrecerte soluciones para combatir esta alteración, como el uso de una férula de descarga.

 

Dr. Humberto J. Arias Fonseca. Odontólogo. Director de Clínica Odontológica Integral Dr. Arias.

Todos nuestros posts tienen una finalidad informativa o divulgativa y nunca sustituyen a la consulta con el dentista.