Las prisas y el estrés asociados a la actividad laboral pueden hacer que en ocasiones olvidemos de mantener algo tan importante como el cuidado de nuestros dientes. La falta de tiempo o las comidas fuera de cada no deben ser un motivo para mantener una correcta salud bucodental. Te contamos algunos trucos para que cuides tus dientes en el trabajo.

1- Un cepillo de dientes siempre contigo.

El cepillo de dientes y la pasta dental son tus mejores aliados para una adecuada higiene dental. Llévalos siempre contigo en el trabajo, en el maletín y recuerda usarlos después de cada comida. Guarda el cepillo dental en un estuche o mantenlo protegido para que no se ensucie, de este modo evitarás la acumulación de bacterias.

2- Cepíllate después de comer.

Cepíllate los dientes después de comer, pero espera al menos 20 minutos, de este modo dará tiempo a que el pH de la boca recupere sus niveles normales de acidez. Recuerda limpiar tu lengua durante el cepillado. Límpiate también la boca

3- Evita el consumo de azúcares.

Reduce o elimina de tu dieta el consumo de azúcares y bebidas carbonatadas. Si las consumes, recuerda lavarte los dientes después. También debes reducir el consumo de café o té, ya que estas bebidas manchan tus dientes. Recuerda que el tabaco también afecta negativamente a tu salud oral y a la salud en general.

4- Evita el estrés.

Los altos niveles de estrés también afectan a tu salud dental. Uno de los problemas dentales más habituales asociados la estrés y la ansiedad es el bruxismo o rechinar de dientes, que provoca un incremento del desgaste y sensibilidad dental.

5 – Cambia tu cepillo.

Recuerda que debes renovar tu cepillo de dientes cada tres meses